Ya os escribimos anteriormente sobre algunas situaciones que serían perfectas para darle uso a nuestros vaporizadores. Existen de todos los tamaños, precios, temperatura o incluso forma de combustión. Lo principal es tener la máxima autonomía para poder salir a la calle y no tener que preocuparnos con enchufarlo o cargarlo con gas, bastante tenemos ya con los móviles.

A continuación, vamos a ver algunas situaciones y los respectivos vaporizadores. No son obligatorios pero los vaporizadores, según sus características son acordes a este tipo de situaciones.

Vaporear en la naturaleza

Llega el buen tiempo, cada vez apetece menos quedarse en casa apalancado. Ahora tenemos el cielo abierto, podemos ir a la playa o campo y alejarnos de la civilización. Al hacer esto corremos el riesgo de que nuestros productos se queden sin baterías o que no sepamos realmente el alcance de su batería ya que siempre lo usábamos en casa. Para poder vaporear en estas ocasiones, lo mejor es hacerse con un WISPR2 de Iolite que funcionan gracias al gas butano. Como si de un simple mechero se tratase, gracias a esto tan sólo tendremos que llevar con nosotros un bote de gas que nos dará una autonomía casi ilimitada.

WISPR2 de Iolite

A pesar de esta gran ventaja, la calidad del vapor obtenido por estos vaporizadores deja mucho que desear, entre otras cosas, por culpa de no usar un termostato regulable. Esto nos obliga a vaporizar siempre a la temperatura preseleccionada por el fabricante. Quizás estos no sean los modelos más adecuados para el día a día, pero son perfectos para disfrutar y vaporizar alejados de la civilización.

Vaporizadores viajeros

Que estamos todo el día en el tren o en el bus… ¡no pasa nada! Te metes la mano en el bolsillo y sacas el Pen Vape, conocidos también como atomizadores. Estos peculiares vaporizadores, a pesar de que por momentos puedan llegar al punto de combustionar, son perfectos para estas ocasiones. No llaman nada la atención, ya que son como cigarrillos y el punto a favor es que no dejan ningún rastro de humos u olores.

Pen Vape

Estos atomizadores, aunque hay algunos para hierbas, están especialmente diseñados para vaporizar extracciones y resinas, consiguiendo además un efecto inmediato y de mayor pegada (característica especialmente valorada por los consumidores medicinales en estos casos)

¿Con cuál presumimos?

Cuando llega una feria cannábica, una copa… muchos son los «vaporetas» y empresas las que me preguntan que vaporizador elegir para colocarlo en su stand o rinconcito particular.

Aquí podemos optar principalmente por dos opciones:

  1. Por un lado el Volcano que con su bolsa de hasta 3 metros, llamara la atención de los presentes agolpándolos rápidamente al stand para observar la espectacularidad de la bolsa.
  2. Aunque la opción de llevarnos el Sublimator, podría ser la más acertada, ya que este vaporizador ofrece una gran calidad en el vapor que produce, sin dejar ningún regusto en él. Ademas es compatible tanto para hierbas como extracciones, haciéndolo pues muy versátil. Aun así, su mayor ventaja es el reducido peso, además de no contener ninguna parte de cristal que pudiese partirse en los desplazamientos. Sin embargo, la desventaja es que tendremos que acercarnos a un lugar donde podamos mantener conectado el vaporizador

Aquí hemos dejado algunos ejemplos, no obligatorios, de hecho animamos a todos que escriban y comenten en qué momento del día suelen usar sus vaporizadores.

Más INFO I Vaporizadores para todas las ocasiones

Posts Relacionados